lunes, 23 de febrero de 2009

Con el cantar se consuela

"Mientras descargo la tercera carretilla de mierda, canta un pinzón en uno de los ciruelos. Nadie sabe muy bien por qué los pájaros cantan tanto. Lo único cierto es que no cantan para engañarse a sí mismos ni para engañar a los demás. Cantan para anunciarse tales como son. Comparada con la transparencia del canto de un pájaro, nuestra habla es opaca porque se ve obligada a buscar la verdad en lugar de actuarla". (Una carga de mierda).

1 comentario:

Diana dijo...

Más allá de que J.Berger sea uno de mis autores favoritos, en esta única ocasión, no estoy de acuerdo con su visión idealizada de los pajaritos. ¿Acaso los teros no cantan lejos de sus crías para engañar al intruso? Y quién sabe cuántos ejemplos más. Su escritura es inigualable.